¿Cómo se financia una casa prefabricada?

La mayoría de las empresas del sector como Casas Cube o Kook Home se encargan de preparar toda la documentación necesaria para presentar a los ayuntamientos y legalizar las viviendas. Sus rápidos tiempos de construcción, su menor precio respecto a las casas tradicionales y su variedad de diseños se han convertido en su principal atractivo para los compradores. Como en cualquier caso, que la propiedad sea plana, por ejemplo, facilita y abarata el proyecto, pero cuando un terreno tiene pendiente, se realizan las obras necesarias para instalar la casa o se adapta la vivienda a las características del terreno, destacan desde Casas Cube. Por lo tanto, la hipoteca de este estilo se compone el crédito para cada caso concreto, ya que cada proyecto es diferente, con costes, tiempos de ejecución específicos y necesidades de financiación particulares.

Para valorar cómo se puede solicitar un préstamo para este tipo de viviendas, es necesario diferenciar si la casa en cuestión es transportable, es decir, está formada por uno o varios módulos sin cimentación que pueden ser trasladados. La última moda inmobiliaria es que el cliente construya su casa a su gusto, por módulos, reduciendo costes y tiempo. En el caso de solicitar una hipoteca por este importe, los gastos de formalización rondarían los 2.200 euros (incluyendo notario, registro, gestoría, impuestos y tasación). Según el simulador de idealista, con una hipoteca variable a 20 años y a un tipo de interés del 0,99uribor la cuota mensual rondaría los 225 euros, mientras que en el caso de un préstamo personal a 10 años y a un tipo de entre el 5 y el 8%, la cuota mensual sería de entre 530 y 607 euros.

En este caso no es posible solicitar una hipoteca como tal, ya que no se trata de un inmueble, sino de un bien mueble. Para poder construir una vivienda de estas características, el usuario debe disponer de un terreno urbanizable en el que construir su casa. Por su parte, Yolanda García, directora técnica de Kook Home, señala que lo más importante es “que la casa cumpla con la normativa urbanística y, por tanto, el terreno debe permitir construir en él”. Aunque solicitar una hipoteca para comprar un terreno y una casa prefabricada no es una demanda habitual, el creciente interés por estas viviendas industrializadas también ha aumentado la popularidad de este tipo de préstamos.

Sí, si lo aceptas en el correspondiente formulario de solicitud, tus datos podrán ser cedidos a terceras empresas de acuerdo con el punto 4.3 de nuestra Política de Privacidad info. Hasta no hace mucho tiempo, las casas prefabricadas tenían mala fama y estaban destinadas casi exclusivamente a segundas residencias rurales, centros de vacaciones y campings. La opción en estos casos es pedir un préstamo personal para pagar la casa. En este caso habría más fincabilidad (valor neto de la propiedad) para la primera disposición y se podría empezar la obra con más recursos, dice Santiago Cruz.

Publicaciones Similares