¿Cuánto tiempo dura una casa prefabricada?

A la pregunta de cuánto duran las casas industrializadas no hay una respuesta exacta, pero algunos profesionales estiman que la vida de una casa de madera de pino o abeto con un mantenimiento adecuado es de unos 100 años. Si se trata de una casa prefabricada de hormigón, es algo menos, unos 70 años. La madera es un material en alza que ofrece calidad, resistencia y mayor respeto al medio ambiente. Sin embargo, requiere más mantenimiento que las construcciones de hormigón.

Así, el buscador de casas prefabricadas FacilHouse especifica que este material sufre con los agentes atmosféricos, especialmente la humedad. En este sentido, el portal Housage cuenta que para garantizar la duración de las casas de madera se aconseja dar una nueva capa de barniz cada cuatro o cinco años. No obstante, esta frecuencia variará en función de la climatología en la que se encuentre el inmueble. Los nuevos materiales de construcción y el hecho de que sean viviendas más sostenibles y eficientes son otras de las razones por las que cada vez más personas apuestan por ellas.

Las casas de madera prefabricadas son desmontables pieza a pieza. Se diseñan y construyen en fábrica para trasladar todos los componentes al lugar elegido y montar la casa en muy poco tiempo. Una casa que puedes personalizar a tu gusto para que te dure mucho tiempo. El hecho de que sean materiales potentes desde el punto de vista constructivo, así como esas características de escaso o nulo mantenimiento que acabamos de mencionar, contribuyen no sólo a nuestra comodidad a la hora de vivir en ellas, sino que las tendremos durante años, por no decir de por vida.

Con un mantenimiento regular y la renovación de los acabados, se puede disfrutar de una vivienda durante mucho tiempo. Las casas prefabricadas de madera son actualmente una de las opciones más asequibles para la vivienda. El hecho de que no exista una legislación específica para este tipo de casas prefabricadas puede hacernos pensar en una negligencia o descuido por parte de las autoridades, pero en realidad supone entender que, al menos desde el punto de vista legal, son tratadas igual que las convencionales, lo que supone una vez más la demostración de que estas viviendas no tienen nada que envidiar a las construcciones convencionales o clásicas. Pero sin embargo, este tipo de viviendas, ya sean casas prefabricadas rústicas o modernas, requerirán un mantenimiento mínimo e incluso, como en las casas prefabricadas de hormigón, casi nulo.

A pesar de este mantenimiento, las casas de madera ofrecen una durabilidad similar a las de hormigón, incluso mayor. Incluso, señala que el deterioro que sufren los paneles de hormigón es menor que en la construcción tradicional, porque su montaje es más rápido que en la obra tradicional y no están tanto tiempo expuestos a las condiciones climáticas. Otro aspecto que influye en la durabilidad de las casas prefabricadas es el hecho de que se construyen según el Código Técnico de la Edificación (CTE). El sector de las casas prefabricadas está experimentando un gran auge en España, impulsado por la pandemia del coronavirus.

Contar con los servicios de una empresa especializada hará que esta durabilidad pueda ser aún mayor. Generalmente, cuando oímos la palabra “prefabricada” tendemos a pensar en casas de menor calidad porque cuestan menos que la construcción tradicional. El uso de paneles prefabricados de hormigón en las casas prefabricadas, por nombrar uno de los materiales más populares, sí absorbe esas deformaciones y el azote de los elementos de forma más eficiente. Sin permisos y, sobre todo, si el terreno no es edificable, lo mismo da una casa tradicional, de ladrillo, prefabricada o como queramos, porque directamente no podemos construir.

Para valorar correctamente la duración de nuestra casa prefabricada será importante conocer el tipo y la calidad de los materiales utilizados. La vida útil aumenta hasta el punto de que algunos constructores de estas casas sitúan su durabilidad por encima de las viviendas tradicionales. Tanto si elegimos casas prefabricadas de hormigón como de madera, lo cierto es que hoy en día las casas prefabricadas han evolucionado, y pese a quien pese, se han convertido en una alternativa a las casas convencionales tanto por calidad como por durabilidad.

Publicaciones Similares