¿Qué tan seguras son las casas prefabricadas?

Las casas prefabricadas son tan seguras como las construcciones de ladrillo. La principal ventaja de las primeras, respecto a las segundas, . Pero no piense que si elige otro de los materiales favoritos del público en general, la madera, tendrá problemas. Incluso en este material aparentemente frágil, las casas prefabricadas son seguras.

Debes entender que las maderas, naturales, están tratadas. Se construyen en capas para hacer la pared, lo que impide la rápida propagación del fuego. Las casas prefabricadas son casas que se construyen a partir de secciones. Se construyen en un lugar diferente al que se va a colocar.

Muchas personas que compran una casa de este tipo, ya tienen terreno para colocarla o compran la finca y luego la casa para colocarla en este lugar. Estas casas se montan en el lugar definitivo donde se van a ubicar. Las casas de este tipo pueden tener muchas ventajas respecto a una vivienda construida de forma convencional, pero también pueden traer consigo algunos factores no tan beneficiosos. La licencia de obras y el visto bueno del colegio de arquitectos correspondiente, así como otros requisitos normativos que aseguran una buena instalación eléctrica, de agua, etc.

Esta ventaja, detallan desde inHAUS, es consecuencia de que las casas prefabricadas “tienen incorporados procedimientos de control de calidad muy superiores a la construcción tradicional de obra in situ”. De ahí que, como sostiene el arquitecto Alberto Esparza, sea importante “medir el gasto en la parcela y tener en cuenta la inversión global que se va a realizar para no acabar construyendo una casa de baja calidad o cuya estética no se ajuste a los gustos de las personas que la van a habitar”. El precio, la eficiencia y el tiempo de construcción son algunas de las ventajas frente a la vivienda tradicional. Muchas de las casas prefabricadas que se montan actualmente son casas pasivas que utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática combinados con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional.

En España no existe un sistema único de fabricación de casas prefabricadas, por lo que una de las ventajas que este tipo de viviendas ofrece al cliente es su personalización final. De hecho, los seguros no suelen poner impedimentos ni cobrar más a una casa prefabricada que a una tradicional. Como arquitecto estoy seguro de que estando en el centro de la ciudad el ayuntamiento te pedirá que la nueva casa por fuera sea similar al resto de las casas, no creo que encuentres ningún problema porque puedes hacer la casa prefabricada cumpliendo este requisito. En el caso de Atlántida Homes, la cimentación es la misma que la de la construcción tradicional y la estructura es con losas de hormigón armado y potentes pilares de acero, como se utiliza en otras construcciones como los rascacielos.

Por su parte, Navarro lamenta que en España a nivel de ventas este mercado está “a años luz de otros países donde las casas prefabricadas son una realidad” y no hay prejuicios negativos hacia ellas. Así, desde esta empresa aseguran que “por regla general las casas prefabricadas “se hacen en menos de la mitad de tiempo que las tradicionales”. El mercado dedicado a las viviendas prefabricadas es heterogéneo y el mantenimiento de cada vivienda difiere en función de los materiales utilizados. Sin embargo, y teniendo en cuenta variables como las dimensiones, la distribución, los materiales y los acabados, desde inHAUS aseguran que las casas prefabricadas son, de media, entre un 22 y un 34 más baratas que los edificios de obra convencional.

El seguro de una casa prefabricada tendrá características diferentes al de una casa convencional. Una especie de casa de cuento de hadas sometida a todo tipo de psicopatías o efectos meteorológicos en plena intemperie.

Publicaciones Similares